El futuro de Arturo Vidal permanece en la nube, especialmente dado el deseo del Inter de Milán de romper con su contrato para la próxima temporada. Este panorama empezará a aclararse a partir de la semana que viene cuando el rey participe en la pretemporada bajo la dirección de su DT Simone Inzaghi.

El centrocampista, formado en Colo Colo, volverá a ser protagonista del mercado de fichajes. Todo indica que su estratega no está convencido de mantenerlo en el equipo, prueba de ello es la llegada del turco Hakan Çalhanoğlu y que la cesión del uruguayo Nahitan Nández se cerrará en los próximos días.

Hay otro factor y es económico. Se sabe que los lombardos han sufrido la crisis y por eso están intentando recortar el coste de su plantilla, donde King es una de las fichas más altas y tiene un año más de contrato.

Por ello, se especula mucho sobre su destino en Italia, donde se habla del interés de clubes como Boca Juniors, Flamengo o América de México así como de una posible oferta futbolística de Oriente Medio. Pero ha surgido un nuevo precedente en las últimas horas.

Según los medios de Tuttotsport, Vidal no piensa dejar a los nerazzurri y quiere luchar por la confianza de Simone Inzaghi. «En la cabeza de Arturo está el deseo de demostrar la fuerza del luchador a la afición del Inter, que solo marcó la diferencia en momentos la temporada pasada, con un plus nada despreciable del gol en su victoria sobre la Juventus», enfatizan.

Asimismo, apuntó que «Vidal no quiere saber de la rescisión de su contrato si no lo hace en determinadas condiciones, aunque Boca Juniors le está abriendo los brazos. Espera convertirse en un recurso valioso para el mediocampo de Inzaghi».

Para el Inter de Milán hubo cambios en su plan de pretemporada por el momento, ya que tuvieron que suspender sus compromisos en la Copa Florida por motivos de salud y también sus trabajos en Miami. Los lombardos entrenarán en su complejo, el Appiano Gentile, y reprogramarán los juegos.

Foto Bitbol