Foto Camarin

En todo lo ocurrido durante la pasada Copa América, un detalle que no se pasó por alto fue la batalla entre La Roja y Nike, que terminó con «el equipo de todos» vistiendo una camiseta sin la presencia de una marca estadounidense. Según lo pactado en el contrato firmado con el gigante deportivo bajo la autorización de Sergio Jadue, esta batalla legal, con litigios y alegatos entrecruzados, ha llegado a un punto irreversible, ambos serán resueltos en un juzgado de Nueva York.

En este caso, la pregunta es quién vestirá a La Roja. Hay muchas marcas, pero la cantidad que están dispuestas a pagar no es tanto como estimó Quilín. Nike entrega 7 millones de dólares estadounidenses al organismo rector del fútbol nacional cada año, pero la pandemia de COVID-19 y Chile ya no son los campeones de Estados Unidos, lo que hace imposible que las empresas deportivas proporcionen cantidades similares. Sin embargo, como ha apuntado En Cancha, ya hay otro gigante deportivo en contacto con otro gigante deportivo, aunque aportará muchos fondos, pero «seducirá a La Roja».

Se trata de la alemana adidas, que ya presentó una oferta. Sin embargo, ésta bordearía una quinta parte de lo que cancelaba Nike.

“En la Casa del Fútbol la consideraron insuficiente y esperan poder mejorarla en las negociaciones”, detallaron desde el citado medio.

A la espera de una mejor oferta o que otras marcas de indumentaria muestren interés, lo cierto es que adidas corre con ventaja para volver a vestir a La Roja tras más de 25 años.