En un año y medio, solo se marcaron dos goles. Este será el símbolo deportivo que dejará el argentino Nicolás Brandi, quien se comprometió plenamente a finalizar su etapa en Colo Colo, poniendo así un final exitoso a su estadía en Marcoul. La afición no está muy contenta, pero si se tienen en cuenta factores económicos puros, él no está tan contento. El caso es que, ayer, el «Jefe» afinó la fórmula para acabar con la pesadilla de Brandy. Según El Mercurio, albos propone quedarse con el 30% de los pases para la venta futura, pero lo más relevante para su bóveda es que tendrán que pagar $ 500.000 desde ahora hasta diciembre.

En definitiva, Blanco y Negro seguirá pagando el sueldo del delantero hasta fin de año, pero de esta forma salvará el contrato de tres años que dejó el «delantero» argentino y seguramente seguirá su carrera en la Liga. de Santa Fe. s país. Ahora, el trabajo de los albos será buscar un reemplazo para Nicolás Blandi. Varios nombres están cerca de la oficina de Macul. Uno de ellos es el exjugador de Cobreloa Maximiliano Cuadra, que actualmente pertenece al Racing Club. Sin embargo, Gustavo Quinteros descartó esta posibilidad. «Nadie me lo proporcionó, nadie me habló de ese jugador. Estamos buscando características específicas del jugador. Por el momento no estoy considerando a ese jugador», dijo ayer el DT. Otra persona a la que se acercó fue el exjugador palestino Lucas Passerini (Lucas Passerini), que se encuentra hoy en Necassa. Una vez más, esto no está en consonancia con el gusto de las deportivas blancas.