Mauricio Isla fue uno de los grandes protagonistas de la selección chilena en la Copa América, que se realizó en Brasil. No solo por ser titular por banda derecha en todos los partidos, sino también por sus intervenciones fuera del terreno de juego con su Instagram Live, donde incluso se podía ver la reconciliación entre Claudio Bravo y Arturo Vidal.

A Huaso Isla le gustaron estos espectáculos y los repitió en la previa del Flamengo, que juega la Copa Libertadores contra Defensa y Justicia este miércoles. En entrevista con Gabriel Castellón y el proveedor Wilson Rivas, comentó que en privado la generación dorada sabe que son los últimos.

Isla espera que el cambio en cada una de las posiciones sea paulatino, lo que se verá a partir del próximo año. «Será lento, nos retiraremos gradualmente. Después del Mundial, creo que estaremos allí. Será difícil», dijo.

Luego comentó que Charles Aránguiz es el mejor de los Rojos, pero que no le daban mucha importancia a lo que estaba haciendo. “Si Charles fuera brasileño o argentino… es muy parejo. Todos los trofeos que hemos jugado siempre han sido así. No es que esté siempre arriba, pero es difícil verlo como un mal juego. Viene de cinco copas y siempre juega bien, es increíble ”, admitió el lateral.

Luego agregó una anécdota desconocida que vivió el príncipe en uno de los juegos, que refleja la actitud ganadora del equipo de Cobreloa. «Pidió un cambio en un partido y no quedó ninguno, pero siguió presionando», reveló.

Foto RedGol